HISTORIA

 

En 2011, el grupo de empresas Komatsu Cummins, apoyado por sus casas matrices en Estados Unidos y Japón, crea el programa Reinventarse. Su objetivo: apoyar la inserción socio laboral de jóvenes infractores de ley como uno de sus compromisos para generar mayores oportunidades en la sociedad donde opera y generar mayor justicia social.

 

En 2013 este programa, llamado ahora Programa de Intermediación Laboral, pasó a formar parte de la Fundación Reinventarse, con el propósito de salir de las fronteras de Komatsu Cummins y poder replicar la experiencia en el país.

 

Con el apoyo de las fundaciones Dem, Promesi y Proyecto B, su foco es, hasta el día de hoy, facilitar los vínculos de confianza de los jóvenes, crear espacios de aprendizaje e involucrarlos con trabajadores de las diferentes compañías con las que tiene alianza, a través de las pasantías que realizan en la etapa final.

 

El programa ha logrado una notable distinción entre las iniciativas de RSE en Chile, éxito que se vio reflejado al recibir en octubre del 2013 el “Premio a la Innovación” por parte de la Cámara Chileno-Norteamericana de Comercio, AmCham.

 

En 2015, el programa firmó un acuerdo con SENAME, como organismo colaborador de la institución y asumiendo un carácter público-privado.